Los mejores hoteles de Samana

Samana

Entorno idílico y paradisíaco

Una hermosa península con arenas blancas y paisajes paradisiacos, visitada por ballenas jorobadas y por afortunados turistas que las escogen como el escenario de unas vacaciones inolvidables.

Samaná se encuentra un poco alejada del resto de la isla, y llegar a ella se hace un poco difícil, pero en lancha no tendrás problemas. Otras pequeñas embarcaciones y avionetas también realizan recorridos a la isla. No hay lugar ni infraestructura adecuada para los grandes medios de transporte comerciales.
El beneficio es que podrás conocer un lugar mágico, casi secreto, alejado un poco del bullicio y la vorágine de las ciudades más populares de República Dominicana pero con todas las maravillas que la hacen tan famosa. 

Si viajas a Samaná es imposible que no visites el Parque Nacional de los Haitises, un hermoso lugar, con montañas imponentes y enorme biodiversidad.
Las playas de Samaná son su protagonista indiscutido, kilómetros y kilómetros de arenas blancas y finas que llegan a un mar tranquilo, transparente y cálido. Aquí podrás deleitarte con las impresionantes ballenas jorobadas jugando con sus bebés recién nacidos, ya que eligen las cálidas aguas del Caribe para dar a luz. Todo un espectáculo natural. Las excursiones con este fin parten del Malecón y la gran mayoría hacen una agradable parada en Cayo Levantado, la isla más famosa de la zona. 

En Las Galeras podrás encontrar el punto con mayor afluencia de turistas, por sus hermosos paisajes y su agradable infraestructura turística. Las principales playas son Rincón, Playa Colorado y Playa Madame. La infraestructura hotelera no se ha desarrollado mucho en la isla, así que podrás disfrutar de su sencillez, los escasos complejos turísticos están ubicados en Las Terrenas, Sánchez, Las Galeras y Samaná.

El clima en la zona es tropical, es decir muy cálido y húmedo, con presencia de dos estaciones en el año, la seca y la húmeda. Las temperaturas promedian anualmente 26° C aunque en verano pueden fácilmente alcanzar más de 35° C.

Publicidad