Los mejores hoteles de Fernando de Noronha

Fernando de Noronha

Verdes que envuelven

El archipiélago Fernando de Noronha es un lugar simplemente mágico, es uno de los secretos mejor guardados de Brasil, no es un destino que salga a menudo en televisión ni en conversaciones con amigos viajeros, es como un paraíso escondido, lleno de magia y encantos, lleno de verde.

Está compuesto por 21 islas que se originaron a partir de una erupción volcánica hace varios millones de años y su belleza y patrimonio natural es tal que en 1989 fue declarado Parque Nacional Marino .

Su característica principal es el verde que todo lo inunda y que se cuela por cada rincones. Su vegetación subtropical es vasta, con presencia de impresionantes especies endémicas, un verdadero espectáculo para los amantes de la naturaleza y la ecología.

Este es el destino ideal para los que se aburrieron de los tacos, de las colas, de las bocinas, de la contaminación y de la vorágine gris de nuestras ciudades y desean sumergirse en un lugar remoto, con poca tecnología, aire puro y hermosos paisajes. Fernando de Noronha es ideal para desconectarse, para hacer un quiebre en la rutina, para desaparecer por un rato y recargar las baterías.

Si viajas a Noronha simplemente no puedes dejar de bucear. Ya sea en profundidad o en superficie, éste lugar te ofrece paisajes submarinos que simplemente te quitan el aliento. Si bien está prohibido nadar con los delfines, podrás verlos con facilidad y también a las maravillosas tortugas marinas, delfines, tiburones, una gran variedad de peces de colores y maravillosos arrecifes de coral.

También se puede bucear cerca de los restos de un naufragio, el Ipiranga Corvet, a 63 metros de profundidad.
Sus aguas cálidas de cerca de 28°C y la visibilidad de cerca de 30 metros a la redonda te brindarán una experiencia única.

Si lo único que quieres es un poco de arena para tenderte y olvidarte del mundo, las opciones abundan, las célebres Praia da Quixaba, Praia do Leão, Praia do Bode, Praia do Boldró, Praia do Atalaia, Praia do Sancho y Praia da Conceição no sólo te brindarán ese descanso soñado sino que además tus fotografías serán la envidia de tus amigos, ya que los paisajes que vas a disfrutar son paradisíacos.

Si tienes ganas de hacer un poco de ejercicio, toma tu cámara fotográfica con memoria suficiente y pilas bien cargadas y realiza una caminata hasta Morro do Pico, desde su cumbre tendrás una privilegiada panorámica de las islas.

Otras buenas opciones para divertirte y aprovechar tu estadía al máximo son los paseos en buggy por las lagunas y playas casi vírgenes, una visita al Pueblo de los Remedios y al fuerte del mismo nombre, pasear en las pequeñas embarcaciones de los pescadores y descubrir las pequeñas islas, habitadas sólo por la fauna local, como la Ilha Rata, Ilha do Meio, Ilha Sela Gineta y Dois Irmãos.
Si llegas hasta Bahía de los Delfines volverás escoltado por cientos de delfines, no olvides hacer un alto en medio del mar para nadar, será inolvidable.

Para llegar a esta localidad puedes tomar un avión desde Natal o Recife, o a bordo de cruceros.
Es importante que sepas que en este lugar el respeto y el cariño por el medio ambiente es primordial, de hecho está prohibido construir en las islas, sólo hay pequeñas posadas y construcciones menores, así que si visitas Fernando de Noronha debes demostrar toda tu cultura y tu buena educación, y no ensuciar ni alterar en modo alguno la vida del lugar.

Clima: El clima de Noronha es tropical, agradables temperaturas durante todo el año que promedian 28°C con bastante humedad. Hay dos estaciones bien definidas: una seca (de septiembre a marzo) y otra lluviosa (de abril a agosto).

Publicidad
Publicidad