Los mejores hoteles de Arles

Arles

Arlés, una pequeña y tranquila ciudad francesa, situada en plena Provenza, a orillas del Mediterráneo y llena de historia. Fundada en el siglo VI a.C por los griegos, Arlés se asienta en el delta del Roine y fue tomada por los romanos el año 123 a.C. Empezaban entonces los años gloriosos de la ciudad. Hoy en día todavía siguen en pie grandes edificaciones romanas como el arco de triunfo, el circo, el teatro romano y las termas del Emperador Constantino III, así como el anfiteatro. Situado en el punto más alto de la ciudad, el anfiteatro es la insignia de Arlés. Fue construido en el  año 90 d.C y tenía capacidad para 20.000 espectadores. Ubicado en el centro de Arlés, se ve rodeado por callejuelas llenas de vida y con un ambiente encantador. La ciudad ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO debido a su gran interés histórico y arquitectónico. Pero también su casco antiguo, llenos de vida, dan encanto a esta población costera. Arlés es, quizás, el lugar de Francia con más huella romana. 

Publicidad