Hoteles en China

BUSCA HOTELES EN China

¡Reserva ahora con precios bajos!

Cancelación GRATUITA en la mayoría de habitaciones

Sobre China

Haber vivido siempre encerrada en sí misma y con un contacto mínimo con otras civilizaciones ha hecho de China un mundo aparte. Además, no hay ningún país que ofrezca tanta variedad de paisajes, culturas y climas. Es la nación más poblada de la Tierra y el tercer país más extenso del mundo. Leer más »

China

Introducción al destino

Haber vivido siempre encerrada en sí misma y con un contacto mínimo con otras civilizaciones ha hecho de China un mundo aparte. Además, no hay ningún país que ofrezca tanta variedad de paisajes, culturas y climas. Es la nación más poblada de la Tierra y el tercer país más extenso del mundo.

Ciudades importantes

Pekín

Tres mil años de historia constituyen una garantía de disfrute en la visita a la gran capital. Los recorridos más recomendables empiezan en la plaza de Tiananmen, la mayor del mundo y corazón de la República. A su alrededor se encuentran algunos de los museos más importantes del país. En el extremo norte de la plaza se alza la fachada de la Ciudad Prohibida o ciudad púrpura. Tras sus murallas se esconde el conjunto de palacios imperiales más impresionante del planeta. El monumento chino que aglutina todo el saber oriental es el Templo del Cielo. Se construyó enteramente en madera, sin emplear ni un solo clavo.
El Templo de Confucio, que data del siglo XIV, muestra el aspecto austero característico de los templos dedicados al creador del pensamiento chino. Quienes no tengan ocasión de viajar hasta el Tíbet, deben visitar el Templo de los Lamas, el único templo budista de la ciudad, construido en 1694. En las afueras de Beijing se encuentra el Palacio de Verano. Uno de los hitos obligados en el viaje por tierras chinas es la Gran Muralla, titánica obra defensiva que mide unos cinco mil kilómetros de longitud. A 125 km de la capital se encuentran las tumbas de los emperadores Ming.

Shanghái

La ciudad más cosmopolita y poblada de Asia está enclavada junto al río Huangpu, un ramal del delta del Yangtse. Su casco antiguo refleja la idiosincrasia de las antiguas urbes chinas. Un paseo por el Bund (malecón situado frente al río) permite descubrir la novísima ciudad que se está construyendo en la orilla opuesta. Son más que recomendables las visitas al bazar, la casa de té Wuxinting y el Museo de Shanghai. A 86 km al suroeste de Shanghai se encuentra Suzhou, pequeña ciudad a la que se conoce como la Venecia de China: está atravesada por canales y tiene muchos jardines.

XI´AN

Fue capital imperial. De su época de esplendor quedan algunos tramos de muralla, varias pagodas y templos. No se debe pasar por alto la visita al hallazgo arqueológico más importante del siglo XX: el ejército de terracota.

HONG KONG

La singularidad de la antigua colonia británica radica en su ubicación, repartida entre una península y varias islas, y en la estructura urbana. Está formada por altísimos rascacielos de moderna construcción y por barrios tradicionales configurados por calles estrechas y apretadas. Es un paraíso de las compras y un centro de negocios de importancia internacional.

Últimas Valoraciones

  • Buena ubicación, cerca del metro y también muy cerca de calle peatonal a 10/15 min andando. También se puede ir andando a la Ciudad Prohibida (20/30 min). Desayuno occidental, bueno y abundante. El personal habla ingles. Se pueden reservar excursiones a la muralla y demás sitios turísticos desde el propio hotel. Justo enfrente un 7 eleven por si necesitas algo de última hora.

  • Acojedor. Algo lejos de el centro de pekin, pero muy agradabl, limpio y un almuerzo muy completo.

  • Nada en especial

  • Hotel

    7.5 Bueno (2 opiniones)

    Situación perfecta. La situación en la propia calle nanjin es genial pero algunas de las habitaciones son muy ruidosas. Solicitamos un cambio a una que daba al patio interior y no nos pusieron ninguna pega. La habitación está muy bien, con nevera y todo, pero hay mosquitos. Hablan ingles.

  • 161 Hotel

    3.5 Regular (1 opiniones)

    La ubicación muy buena,a 200 metros de una estación de metro y muy cerca del centro turístico (puedes ir a pie a la cuidad prohibida, etc. aunque por el precio del metro no lo hagas). Lo bueno, la ubicación, por lo demás muy justito, aparentaba más de lo que es.

  • Muy buena eleccion. Si está más centrico lo ponen dentro de la plaza de Tian'anmen. Estas a cinco minutos de la plaza, de comercios, sitios para comer, la ciudad prohibida... todo. Las habitaciones muy correctas, parece que estés en europa sin la necesidad de pagar un 5 estrellas. Pequeño pero muy acogedor. Desayuno europero-chino muy decente. Una muy buena eleccion. El conjunto está bien.

  • Macau también es China. Se nota la influencia del continente chino. Cada día hay menos personas que hablan o entienden el inglés. El portugés ha desaparecido. La gente muy amable, siempre dispuestos a solucionar los problemas. Gran diferencia entre la zona de casinos y zona central de Macau: más acogedor, más oriental, más aventura, más emoción. Pero muy poco inglés. Viva la aventura!. Disposición a ayudar.

  • El tranvía y el metro en la puerta. Nos encantó el hotel en cuanto a calidad precio, la habitación perfecta, nada de ruidos, desayuno para todos los huéspedes incluido, aunque no esté especificado en la reserva.

  • Servicio, habitación, restaurante, souvenires. Cuando llegué a Pekin, en el carril de autobuses número 5 estaba un autobús con el emblema Crític Hotel. El señor conductor no habla inglés, pero puso las maletas en el autobús y subí. No tiene coste adicional, cuando reservas la habitación puedes pedir el servicio. La habitación se paga por Atrápalo, así que no tienes que pagar nada. Tienen un ATM en el hotel para sacar dinero, no sé si ellos también cambian dinero. ¡No cambiéis nunca dinero en el aeropuerto! ¡Es una estafa (te cobran un pastón)! Siempre o en los hoteles o en los bancos. La habitación muy limpia, una bañera y geles de baño y cepillo de dientes y peine. La cama un poco dura pero yo me dormí enseguida y se oyen un poco los aviones. Pero vamos que no me di cuenta. Todos los hoteles que he estado tienen enchufes europeos, así que no hace falta que compréis adaptador. El restaurante está muy rico, comí pollo agridulce y de segundo berenjena con ajos y verduras, el título era muy largo, lo pedí sin chili porque no me gusta el picante (la señora me recomendó el plato de berenjena (eggplant en inglés). Muy rico y junto con un té de jazmín me costó unos 21?, caro para ser China, pero al ser restaurante de hotel, es lo que hay. Venden muchos souvenirs, los pañuelos no son 100% seda (aviso) pero hay un señor que se dedica a pintar dentro de botellitas y bolas. Un arte precioso. Le compré unos cuantos para mis amigos. El señor habla muy bien inglés y es muy atento. Se puede pagar todo con Visa, hasta al señor le podéis pagar en euros. El desayuno muy completo y el café muy rico. En China en los desayunos de hotel siempre hay un cocinero que hace sopa con fideos. Para volver al aeropuerto hay cada 30 minutos buses, le tenéis que decir al señor de recepción a que hora cogeréis el bus. Para estar en Pekin no lo recomiendo porque Pekin es tan grande que esto queda a las afueras, pero a 10 minutos del aeropuerto.

  • Muy buen hotel para la relación precio - calidad. Los desayunos algo limitados, sólo huevos, choclos, y tostadas.